El consomé o caldo de Navidad es uno de los platos más habituales de estas fechas en todos nuestros hogares. Es el entrante perfecto para comidas y cenas, o la alternativa “detox” que el cuerpo nos pide tras los excesos navideños. Sea como sea, esta comida –en cualquiera de sus versiones- cuenta con un sinfín de ventajas, especialmente desde el punto de vista nutricional. Descubre por qué no puede faltar en tu mesa un delicioso caldo en estas fiestas.

Los caldos son ricos en nutrientes y bajos en calorías

La sopa, independientemente del tipo que sea, es una comida perfecta para toda la familia. Es un plato muy saciante, económico, bajo en calorías y está repleto de nutrientes, entre los que destacan las proteínas, vitaminas y minerales.

El aliado perfecto para llevar una dieta equilibrada

El caldo admite cualquier tipo de ingrediente, por lo que es el plato perfecto para quienes se esfuerzan en seguir una dieta variada. Puedes añadir pasta, legumbres o arroz –y todo tipo de verduras, carnes o pescados- al caldo, por lo que cada día puedes disfrutar de una sopa diferente partiendo de una misma base.

Ayuda a eliminar toxinas

El caldo tiene un superpoder, y es que ayuda a eliminar toxinas e impurezas de nuestro organismo (tanto internas, como externas). Aunque no goza de la misma (buena) fama que los zumos “detox”, los caldos realizan la misma función, aportando una mayor variedad de nutrientes y sin desestabilizar bruscamente los niveles de azúcar en sangre.

Es un plato rápido y fácil de preparar

¿Necesitas más motivos para incluir este plato en tus menús navideños? Esta es nuestra favorita: el caldo es un plato muy fácil de preparar, pero si eres de los que nunca tienen tiempo para cocinar, tenemos una buena noticia para ti: Gallo ha creado una gama con diferentes tipos de caldos, preparados al estilo tradicional, de forma totalmente natural: sin concentrados, deshidratados, aromas, conservantes y colorantes. El caldo perfecto para acompañar con una gran pasta.

Descubre los Caldos Gallo

Caldo de pollo (con un 33% de pollo fresco y verduras cocinadas a fuego lento), caldo de pollo y jamón ibérico (un caldo excepcionalmente sabroso), caldo de cocido (con más carne para un sabor más intenso) y caldo de verduras (con un 29% de verduras frescas, aceite de oliva virgen extra, agua ¡y nada más! Un gran caldo, como el que tú haces en casa, perfecto para tener siempre a mano y convertirse en tu entrante navideño perfecto para estas fiestas. Y, para acompañar tu caldo favorito, la mejor pasta: esa que nunca se pasa, gracias a su sémola de trigo exclusiva de primera molienda.

 Ahora que ya conoces algunos de los beneficios de los caldos y sopas, seguro que te apetece incluir este plato en tus menús en estas fechas. Porque, con el frío que hace en estas fechas, el caldo de Navidad es una oportunidad fantástica para aportar un toque hogareño a tus comidas y cenas en familia. ¡Felices fiestas!

Recetas

Similares

Recetas Gallo

Siempre un éxito en casa

ver receta
Pasta de guisantes
con jamón y menta fresca

ver receta
Ensalada tropical
con hélices integrales Gallo con tomate y espinacas

ver receta
Sopa de cocido
con chorizo

Te puede

INTERESAR

Beneficios de las legumbres y cómo incluirlas en tu dieta…

Probablemente, habrás escuchado hablar en más de…

Leer
¿Cómo preparar un plato de comida saludable?

Año nuevo, vida nueva. Haz que todos…

Leer
Hábitos alimentarios y estilos de vida saludable

En los medios de comunicación, en las…

Leer
5 hábitos saludables para estas vacaciones

Llevas todo el año esperando este momento:…

Leer
¿Qué caldo es más rico y nutritivo?

Los caldos son uno de los platos…

Leer
This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.