Si te estás iniciando en el apasionante mundo de la panadería y la repostería, es posible que te hayas preguntado cuántos tipos de masas existen. Y aunque la respuesta a esta pregunta no es para nada sencilla –pues existen muchísimos tipos de masa en realidad-, a continuación, te presentamos algunas de las más populares.

Masa para pan

La masa más básica, pero no por ello la más fácil de preparar, ya que preparar un buen pan casero es todo un arte y requiere cierta práctica. ¿Alguna vez has preparado tu propio pan en casa? Dos consejos para ello: el primero es emplear harina de fuerza, que ofrece una mejor fermentación. El segundo consejo para preparar un buen pan casero es tener paciencia, ya que necesitarás dejar la masa reposar durante varias horas para que doble su tamaño correctamente. 

Masa de hojaldre

Uno de los grandes clásicos de la repostería es la masa de hojaldre, que destaca por su textura crujiente: uno de sus grandes atractivos. Se realiza con harina de trigo, agua y sal. Se extiende y sobre ella se pone mantequilla, se dobla sobre sí misma repetidas veces, creando pliegues en finas láminas, como si de las páginas de un libro se tratase. Esta masa es ideal para preparar dulces como cruasanes y palmeritas –entre otros-.

Masa de pizza

Quien más y quien menos ha hecho pizza casera alguna vez. Pero ¿te has atrevido a preparar tu propia masa? La masa de pizza se elabora con harina de fuerza (especial para que fermente mejor), agua, sal, aceite y levadura de panadería, y se deja fermentar durante varias horas (cuantas más, mejor) como si fuera pan.

Masa brisa y masa quebrada (especial para quiches, tartas dulces y saladas)

En las recetas de tartas a menudo aparecen como ingredientes la masa brisa y la masa quebrada. Esto hace que a veces dudemos sobre cuál emplear para hacer una tarta salada o un quiche. La respuesta es fácil: las dos, porque la masa brisa y la masa quebrada son exactamente la misma. Cuando se hornea, esta masa forma una especie de costra consistente y quebradiza, de ahí el nombre de ‘masa quebrada’. Este tipo de masa se prepara con harina especial para repostería.

Masa para empanada

 La masa para empanadas y empanadillas es muy sencilla de preparar, ya que simplemente hay que mezclar los ingredientes y amasar. Basta con dejarla reposar 15 minutos, ya que no necesita fermentación ni levadura. Los ingredientes para prepararla son: harina de trigo, leche, aceite de girasol o de oliva, huevo y sal.

Amasar y preparar dulces, pizzas o panes caseros es un ejercicio de lo más relajante, ¿no crees? Y, como puedes ver, existe una harina perfecta para cada tipo de masa. ¡Pero hay muchas más! Descubre qué harina emplear para cada tipo de elaboración y diviértete experimentando en tu cocina.

Recetas

Similares

Recetas Gallo

Siempre un éxito en casa

ver receta
Spaghetti con almejas
y calabacín

ver receta
Ensalada de pasta de garbanzo
con salmón

ver receta
Pasta de lenteja roja
con boloñesa de chile picante

Te puede

INTERESAR

Qué tipos de harina hay y cuáles usar

La harina es un ingrediente esencial en…

Leer
8 trucos para cocer pasta

Los verdaderos amantes de la pasta estarán…

Leer
La historia de la primera semolería sin gluten de España

Sufrir celiaquía, alergia o intolerancia al gluten…

Leer
Día Internacional de la Pasta 25 octubre

En el universo culinario, pocos manjares hay…

Leer
El origen de la pasta: ¿de dónde viene realmente este…

La pasta ha sido uno de los…

Leer
This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.